Guía para crear hábitos saludables de alimentación

Alimentarnos es una necesidad que nos exige nuestro cuerpo para seguir funcionando eficientemente en nuestro diario vivir. Para ello, es importante crear hábitos de alimentación en nuestras rutinas que aporten el nivel necesario de nutrientes que nos hagan sentir y estar fortalecidos para terminar el día con éxito. 

En Puntos Saludables te contamos la importancia de crear hábitos saludables de alimentación que te permitan sentirte tranquilo con tu cuerpo y tu mente.

En primer lugar, comienza por cambiar el chip, vive el proceso como una oportunidad de cuidarte aún más y ponerte de primero en la lista. Es el momento perfecto para priorizar tu autocuidado y cumplir tus metas personales favoreciendo tu salud.

Es importante no intentar cortar los alimentos que consumes normalmente de un día para otro. Sé paciente, constante y progresivo con el proceso. Acostumbra a tu cuerpo a ir disminuyendo poco a poco los azúcares, grasas y comidas que le hacen mal a tu organismo. En el libro ‘El Poder de los Hábitos’, Charles Duhiggns menciona que lo que necesitas para detener los malos hábitos es estar consciente, y saber, que al principio te costará, pero a medida que el tiempo pasa esta decisión se vuelve más fácil.

Recuerda colocarte metas pequeñas y alcanzables que te  permitan ir progresivamente por tus objetivos. No seas radical, sé realista y amigable con tus malos hábitos.

Aprende a cuidar tu alimentación en cuanto a calidad y cantidad. Esto nos va a permitir tener un balance óptimo entre lo que decidimos consumir y lo que dejamos a un lado. Evitando así, la malnutrición generada al tener una dieta insuficiente o excesiva de nutrientes por consumo inadecuado de los alimentos que los contienen. La docente de nutrición de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, Alexandra Cucufate,  explica que para mantener un funcionamiento armónico en nuestro metabolismo es importante tener un control adecuado de la ingesta de macronutrientes y micronutrientes según las necesidades inherentes a cada etapa y situación de la vida, ya sea el embarazo, la niñez, la adolescencia, después de una enfermedad etc.

Controla tus ansias y mejora tu fuerza de voluntad eligiendo el hábito correcto y creando algo que sea fácil de seguir.  Organiza las cosas que necesitas antes de empezar, investiga o pregunta a un experto la dieta que quieres seguir y ve al supermercado a hacer la compra que necesitas para ello. Dedica un día a preparar la comida saludable de la semana, así no tendrás excusas. Recuerda que mientras más fácil sea, menos resistencia tendrás a un nuevo hábito.

Aprende a cuidar tu alimentación en cuanto a calidad y cantidad.

Un  plato  de  comida,  además  de  ser  nutritivo,  debe  ser   apetecible  al  paladar.   Por ello coloca empeño en tus comidas, combina texturas, sabores y no te prives de ser creativo en la preparación. Así  se  logrará  el  efecto  nutricional,  pues  se  consumirá  toda  la  porción  para cubrir las necesidades requeridas.

Crea un plan, prepara, y práctica. Con un estado de salud óptimo, gracias a una nutrición adecuada, tendremos gran parte de la garantía de un buen funcionamiento metabólico. La otra parte corresponde con la forma de alimentación que llevemos continuamente, así como también con la  actividad física mantenida y un estilo de vida saludable

Es importante cuestionarnos acerca del verdadero valor que tiene nuestro cuerpo y nuestra salud, así como la importancia de tomar acciones tempranas que no nos generen enfermedades a futuro y que nos hagan lamentarnos del porque no nos cuidamos más. Es momento de tomar conciencia y empezar a accionar hacia hábitos alimenticios saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.